Cómo evitar el cambio climático MUY RÁPIDO


¡Genial vídeo!. Felicidades a sus creadores.

Tiene toda la razón en que el miedo ya no basta, en que los relatos catastrofistas sobre el cambio climático ya no son capaces de movilizar a la humanidad (si es que alguna vez lo fueron). Es necesario un planteamiento que, sin negar la extrema gravedad del asunto, se enfoque a soluciones, plantee escenarios de futuro esperanzadores viables que contrarresten el miedo que nos atenaza y bloquea.  Un relato esperanzador orientado hacia las soluciones, las posibilidades y la transformación, un relato con el que podamos transcender el miedo y actuar en relación al cambio climático.  

Y es que la lucha contra el cambio climático (o mejor, a favor del clima y de la humanidad) tiene un importantísimo componente emocional que hasta ahora no se ha tenido en cuenta en la forma de gestionarlo ante la opinión pública: no se puede alimentar constantemente el miedo como se ha hecho hasta ahora. Así que "chapeau" por vídeos como éste, que los ciudadanos concienciados debemos difundir por todos nuestros medios. 

Y hablando de ciudadanos, en relación al cambio climático hay otro aspecto que puede ser decisivo y que ha sido muy poco explotado: me refiero a la capacidad de presión que tenemos los ciudadanos y consumidores sobre nuestros gobiernos y sobre las empresas. Es muy sencillo: basta con sentarse un rato y escribir mails o cartas a dirigentes, políticos y empresas de nuestro país pidiéndoles que den prioridad en sus agendas al cambio climático, que potencien decididamente las energías limpias (como California), que en el consumo eléctrico de empresas e instituciones  utilicen únicamente energía 100% renovable, etc. No cuesta nada, es ponerse a ello. Yo lo he hecho y lo hago y no es raro que reciba respuesta de los políticos o empresas a las que escribo. Si con una persona que escribe se toman la molestia de responder, imaginemos la presión que tendrán que sentir si reciben cientos, miles o decenas de miles de mensajes en el mismo sentido...

No hay comentarios: