Presionar a quienes tienen más poder e influencia























Quienes tienen más poder y capacidad de influencia (gobiernos, empresas, medios de comunicación, etc.) tienen por ello una mayor responsabilidad en la gestión del cambio climático.  Ello, lejos de diluir nuestra responsabilidad individual ("la culpa es de ellos"), nos obliga a utilizar nuestro propio poder de  presión, como ciudadanos y como consumidores, sobre ellos para que actúen en favor del clima y del medio ambiente. Es más, un cambio a nivel de gobierno tiene una repercusión objetiva mucho más grande que miles de pequeños cambios individuales. Extraña por ello, que entre las medidas que se difunden para que los ciudadanos actuemos en favor del clima, apenas se mencione la presión a políticos y empresas, cuando objetivamente (atendiendo a los potenciales resultados) debería ser la forma de acción prioritaria entre los ciudadanos. A continuación se enumeran algunas cuantas ideas prácticas en este sentido:

No hay comentarios: